Saltar al contenido

Principales Partes de un Reloj de Pared

partes de un reloj

Es necesario reconocer cada una de las partes, como por ejemplo, cuando ensamblamos sobre la pared de nuestra sala, un reloj grande o enorme de pared; cuyas piezas vienen separadas y corresponde a nosotros, integrar el conjunto.

  • Manecillas

En el paquete de embalaje, vienen tres agujas, que en la mayoría de los casos son metálicas. Se encargan de visualizar los segundos (segundero), minutos (minutero) y horas (horario), mencionándolas de mayor a menor longitud.
Existen relojes de pared que incluyen una cuarta manecilla, la cual cumple la función de marcar la hora a la cual el reloj debe responder con una alarma.

  • Esfera o Dial

Es la cara del reloj y contiene a la numeración que indica la hora. En algunos relojes, la esfera principal, integra diales mucho más pequeños, los cuales cumplen la función de indicar las fechas, fases lunares, etc.

  • Cristal

Es la cubierta, que se encuentra sobre la esfera o cara del reloj.

Por lo general se fabrica en vidrio, zafiro o plexiglás, la calidad de la cubierta, dependerá de las bondades de uno u otro material.

  • Bisel

Se denomina así, a una especie de anillo que sujeta y protege la periferia del cristal. Algunos relojes tienen su bisel giratorio y pueden dar una información adicional, sobre la hora en otras longitudes del mundo.

  • Caja de mecanismos

La caja de mecanismos, contiene toda la maquinaria que hace funcionar al reloj y está elaborada normalmente en plástico, pero en otros tipos de relojes se fabrica en titanio, plata, platino y hasta oro.

Sobre la caja de mecanismos, encontramos un elemento denominado corona, el cual permite fijar la hora y algunos casos la fecha.

Anteriormente los relojes solo utilizaban elementos mecánicos para realizar las tareas del reloj y los ajustes de precisión.

En la actualidad, los relojes modernos utilizan circuitos electrónicos, motores y osciladores piezoeléctricos, que controlan las funciones del reloj con muy alta precisión.

  • Alimentación

Los modernos relojes de pared funcionan con pilas de 1,5 Voltios; la mayoría solo requiere una, pero es posible encontrarse con relojes que requieran dos y hasta tres. El formato más utilizado es la pila AA.

Un poco de historia

¿Alguna vez, te has preguntado cómo medían nuestros antepasados, el paso del tiempo, antes de que existieran los relojes como tal?

Las civilizaciones antiguas, medían el paso del tiempo por medio del transcurso del día y los ciclos lunares.
Pero aproximadamente hace 5.000 años se inventó el primer reloj de la historia, que fue el reloj de sol o también llamado cuadrante solar, utilizado primero por los egipcios y los chinos.

Este reloj emplea, la sombra que genera un objeto triangular que hace las veces de manecilla denominado gnomon, sobre una superficie grabada con una escala que indica la posición del sol en el movimiento diurno.

El cuadrante solar, disputa el primer lugar con el reloj de agua, también llamado Clepsidra, que es un recipiente llenado con este líquido, el cual posee un pequeño orificio que permite que se vaya evacuando poco a poco su contenido y unas marcas en el interior del recipiente, que van quedando al descubierto señalan el paso del tiempo.